El Marítim más cercano 28 diciembre, 2015 – Posted in: Sin categoría – Tags: , , , , , ,

Tomar un café con Pep Martorell siempre es un placer. Con el viento del marítimo y el ruido de un pueblo que vive al lado de la mar, sus palabras son el eco de la esencia canyabalera. Charlamos con el autor ROM que más conoce el barrio del Marítim.

¿Cuál es el próximo libro de Pep Martorell?
Ahora mismo estoy en un proyecto de investigación a raíz de un conflicto parroquial entre 1912 y 1817 entre las iglesias del Marítimo: la de Àngels y la del Cabanyal, y a partir de este hecho, empecé a trabajar los temas históricos y sociales alrededor del asunto, que acaba en 1817 con la sentencia real (estábamos en territorio real) que dictaba que todo continuara igual. No fue hasta el año 50 cuando se cerró definitivamente el asunto con el cierre de la ermita de Àngels y su apertura como iglesia. Claro, después pensé, y ¿por qué no continuar hasta la anexión?

Plaça de la Creu del Canyamelar. 1957

Plaça de la Creu del Canyamelar. 1957

¿Podemos hablar de trilogía entre Passejant el marítim y Pessics del Marítim?
En los dos libros el objetivo era contar memoria oral, y este es más histórico. Está hecho para acercar la historia del Marítimo a los interesantes y gente del barrio de una manera fácil, a partir de un hecho histórico cómo es un conflicto parroquial hasta la anexión de aquel Poble Nou de la Mar a la ciudad de Valencia. Es el reto es contar la historia de manera casera y contar los periodos históricos de forma muy cercana

¿Dos historias diferentes?
Si estudias los planos del general Louis Gabriel Suchet a su entrada en Valencia el año 1812 ves que Valencia y el Marítimo eran dos cosas totalmente diferentes, separadas. Aun así Jaume I como buen estratega vio la necesidad de la complementariedad y, por ejemplo, la importancia de fortalecer el Grau para la defensa de la ciudad de los ataques enemigos. También de hacer un buen puerto para posibilitar e incrementar los intercambios con el resto de las ciudades del Mediterráneo.

Antiguo monumento a J. Sorolla en la playa del Cabanyal

Antiguo monumento a J. Sorolla en la playa del Cabanyal


¿Alguna anécdota?
Aquí durante mucho tiempo estuvo prohibida la pesca del bou porque era pesca de arrastre, pero claro al señor rey que le gustaban los mollets y las palalletes… permitía que saliera una barca para proveer la mesa real, y también para la del embajador mientras el pueblo pasaba hambre.
Otra anécdota es que cuando se hizo la platgeta con las vías para traer los bloques de piedra al muelle: desde la Diputación Provincial escriban al alcalde de Poble Nou de la Mar para decirle que por favor vigilaron a los niños porque ponían piedras en las vías. Estaban hablando de mitad del siglo XIX, pero como los niños siempre somos niños, yo mismo he metido piedras y chavos en las vías… claro son anécdotas. La historia íntima del pueblo que no saldrá nunca en las enciclopedias pero que forma parte de este pueblo.

¿Dónde te gustaría que acabaran estas historias?
Lo que me gustaría es que llegara un día que pudieran interesar a los profesor de la Universitat de València y los trabajos de tesis se recomendaran que leyeran estas historias, porque ellos son los profesionales y saben dónde están las fuentes. El objetivo de los libros es esperar que haya alguien que recupero estas historias e investigo seriamente el tema.

¿Qué opinas del Pla Va Cabanyal!?
Yo me ilusioné tanto que arrinconé todo para colaborar Va Cabanyal!. La gente ha puesto muchas esperanzas. Se trata de un plan estratégico y claro, salgan o no el dinero de Europa se tiene que hacer cosas porque la gente ha metido muchas esperanzas. La pregunta está en el aire “¿Qué queremos que sea el marítimo en x años?”. Pero se tienen que ir tirando cosas en un calendario de actuaciones. En mi opinión, el Marítimo es uno de los barrios con más futuro de la ciudad, siempre que no se olvidan sus raíces y sus características, como la trama urbana, el tipo de vivienda…